Uso correcto de chunche

¿Qué quieren decir los ticos cuando se refieren a un chunche?

pata5Cada pueblo tiene sus propios términos, creados para entenderse en cada uno de los micromundos lingüísticos que surgen espontáneamente. Algunos de esos términos son efímeros, nacidos a la luz de las circunstancias y de hechos coyunturales. Otros forman parte de la jerga particular de ciertos grupos sociales o laborales. Unos más pertenecen, simplemente, al ambiente familiar o a un grupo reducido de amistades. Pero hay otros que sobreviven al paso del tiempo, y su origen se pierde a lo largo de los años, a pesar de que se convierten en símbolos del habla popular.

¿Qué término habrá más costarricense que la palabra chunche? Nadie duda que este término está metido en el alma nacional, a pesar de que, el Diccionario de la Real Academia , no le ha dado, ni siquiera, un pálido recibimiento como costarriqueñismo.  Carlos Gagini lo incluye, primero, en plural: chunches y lo define como “Cachivaches, trastos, trebejos, baratijas etc”. Y en singular lo define como “un armatoste, una máquina, aparato, mueble pesado, raro desconocido, p. ej. un aeroplano, automóvil, etc.”  Más recientemente, Miguel Angel Quesada (1991) lo define como “Objeto cosa. En realidad, cualquier cosa puede llamarse chunche, cuando no se con ozca su nombre o no se lo quiera expresar”. Además, incluye como términos separados, chunchereca, chunchereco, chunchero y el verbo chuncherequear.

Porque un chunche es cualquier cosa que sirva como herramienta o como prolongación de nuestras manos:

–          “Mirá, conseguime un chunche para sacar una moneda que se me cayó por esta rendija del piso”-

Casi por antonomasia, chunche es el carro, el camión, el autobús, o cualquier medio de transporte terrestre:

–         “Iba subiendo una cuesta cuando el chunche se me apagó y no quiso arrancar más”

–         “Me conseguí un chunche viejo para la pasarme de casa”

–         “Como salí tarde de la casa, me dejó el chunche”

–         “Por dicha conseguimos un chunche para abrir las zanjas. A pico y pala nunca hubiéramos terminado

Y desde luego, un montón de chunches, aunque no sean estrictamente chunches, se llama un chunchero

–         “Había tal chunchero en el cuarto de Margarita que le fue imposible encontrar las llaves”

Cualquier artefacto es un chunche:

–         “No pude ver más televisión, el condenado chunche pataleó”.

–         “El chunche de los helados se jodió y se deshicieron”

Un mueble es un chunche

–         “Entré al cuarto a oscuras y choqué contra un chunche que estaba atravesado”

–         “Por dicha que nos conseguimos ese chunche para guardar la ropa”

También lo es un recipiente o traste:

–         “Traéte un chunche para ir a comprar gasolina a la bomba a ver si podemos arrancar esta cacharpa”

–         “Cociné los plátanos en un chunce que me encontré en la cocina”

Si un chunche no tiene estatus, por viejo, por feo o por chiquitillo, fácilmente lo adquiere con un aumentativo:

–         “Pucha, viste el chunchón en que anda esa roca. No cree en nadie”

–         “El chunchón que Pedro se consiguió para sacar la tierra ni siquiera pasó por el portón”

Y cuando un chunche es pequeño o relativamente apreciado, deja de ser un chunche y se convierte en “chunchito”.

–         “Estaba sacando el coco con un chunchito cuando me corté la mano”

–         “Regalame un chunchito para ver si puedo sacar el corcho de la botella”

Pero un chunche viejo, feo o estorboso, puede pasar a ser un chunchereco

–         “Quitáte este chunchereco viejo de aquí o lo voy a tirar a la basura, no respondo”

Y como cualquier sustantivo que se respete, también ha dado origen a un verbo: chuncherequear

–         Chuncherequeate eso a ver si lo podés arreglar”

–         Me puse a chuncherequear el carro y finalmente lo logré poner en marcha”

–         No encontraba el peine y me puse a chuncherequear en la cartera de Ana, y allí estaba”

Y no se crea, también ha entrado en la jerga libidinosa, como chunche o chuncha:

–         “Esa mujer se tiene un chunche que no es jugando”

–         “Cuando iba a orinar no se pudo sacar la chuncha”

–         “Ese carajo se tiene una chunchona que asusta”

Así es que la próxima vez que oiga a un tico hablar del chunche, debe estar muy atento al contexto, pues dependiendo de éste puede referirse a algo que le afecte.

Anuncios
  1. Deja un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: