La emblemática casa de Matute Gómez

Foto tomada de la página "Casa Matute"

Foto tomada de la página "Casa Matute"

Dennis Meléndez Howell
25 de setiembre de 2011

Quien viva en San José debe conocer un conjunto mínimo de puntos de referencia para poder orientarse en la ciudad. Si bien, las calles y avenidas están numeradas, al menos en el centro, pocos saben cómo llegar a la esquina de la avenida 10 o San Martín, con la calle 21. Pero si se habla de la casa de Matute Gómez es probable que se terminen las confusiones.

Esta magnífica edificación, de estilo ecléctico, que combina elementos modernistas y neoclásicos, con algunos rasgos neorrománicos, dichosamente ha sobrevivido a la voracidad de demolición del patrimonio arquitectónico del país. Fue construida a finales de la década de 1920, por encargo del Dr. Ricardo Moreno Cañas, afamado médico de amplio reconocimiento histórico en el país. Aparentemente, sus incursiones en la política costarricense, que lo llevaron a ser diputado en 1932 y reelecto en 1936, minaron sus finanzas, lo que le obligó a vender la propiedad a un acaudalado extranjero, quien, sin miramientos, pagó lo que aquel pedía.

Quien compró la propiedad fue un venezolano recién llegado al país, Santos Matute Gómez, quien había tenido que dejar apresuradamente su patria, a la caída del gobierno dictatorial de su medio hermano, Juan Vicente Gómez y se refugió en Costa Rica.

Juan Vicente Gómez es el personaje político de más notoriedad en la historia venezolana del primer cuarto del siglo XX. Gobernó, en carácter de dictador, utilizando subterfugios para darle apariencia constitucional a su gobierno, desde 1908 hasta su muerte, en 1935. Aparte de su actividad política, la historia destaca sus múltiples aventuras amorosas. Aparte de sus 15 hijos de sus dos matrimonios, se le conocieron alrededor de 85 hijos ilegítimos, pero hay quienes refieren más de cien. Aunque se destacan muchos logros de su gobierno, este fue sobre todo despótico y corrupto, pues le produjo una inconmensurable riqueza, a él y a sus familiares, ya que otro de sus defectos fue su exagerado nepotismo. Era proclive a nombrar en puestos clave, a muchos de sus familiares cercanos, incluyendo a hermanos, primos e hijos, quienes amasaron abundantes fortunas.

Tomada de página de "Casa Matute"

Uno de los favorecidos fue su medio hermano menor, Santos, quien fue hijo extra matrimonial de Pedro Cornelio Gómez -padre de Juan Vicente- y Anastasia Matute. Su aceptación (aunque no reconocimiento legal) como hijo por parte de Pedro Cornelio fue tardío, lo que explica la inusual inversión de sus apellidos, usando primero el de su madre.

Juan Vicente nombró a Santos presidente del estado de Zulia en 1918. Según un artículo de la Revista Time, del 15 de octubre de 1951, su gobierno se caracterizó por el cobro de elevados impuestos a los burdeles de Maracaibo, cuyos rendimientos iban a parar, en su mayor parte, a sus cuentas personales. La leyenda dice que, además, Santos era buen cliente de estos establecimientos, en donde mostraba especial predilección por niñas muy jóvenes, algunas incluso hasta de 10 años o menos.

La misma revista señala que algunos años después de su nombramiento, hurtó cerca de tres millones de dólares en oro del tesoro del estado, huyendo hacia Curazao, en donde los depositó en bancos holandeses. Varios meses después regresó a Venezuela y Juan Vicente, haciendo caso omiso de los antecedentes, le nombro presidente del estado de Carabobo.

A la muerte del dictador, Santos huyó del país, nuevamente hacia Curazao, se dice que mediante el pago de USD45 millones en sobornos. Desapareció así del medio venezolano sin que, en aquel país, se conociera su paradero.

Ese mismo año apareció en Costa Rica con su familia, compuesta por su esposa Herminia Álvarez y sus hijas, Ida e Isola. Nunca estuvo claro bajo qué argumentos el gobierno del presidente Jiménez Oreamuno, les otorgó asilo político.

Isola casó con un médico costarricense, en 1945. Ida lo hizo con un marinero alemán. Ambas se divorciaron y ninguna tuvo hijos.

A Matute Gómez se le conoció, en San José, como “El coronel”. Tenía fama por su ostentoso nivel de vida, el lujo y abundancia de sus posesiones y sus extravagancias. Pronto empezaron a correr rumores sobre sus correrías sexuales y cómo tenía especial afición por las jovencitas, y aunque nunca se comprobó, se decía que también incluía jóvenes varones en sus aventuras de alcoba.

Poco a poco, la mala fama de El coronel corrió por la sociedad costarricense. En 1949, se hicieron protestas públicas y se organizaron grupos de mujeres para pedir sanciones en su contra. En 1950, se le procesó por corrupción de menores y se le impuso una multa casi simbólica, la cual no satisfizo a sus detractores. Los movimientos populares se intensificaron y exigieron al presidente Ulate la expulsión del país de El coronel. Este prometió hacerlo en cuanto los tribunales dieran un veredicto final. Es así como, en noviembre de1951, fue expulsado del país, trasladándose a Panamá, junto con su esposa. También hubo rumores de que había conseguido un trato especial del presidente Arosemena Quinzada. Sus dos hijas quedaron en Costa Rica. Santos murió en Panamá en 1958. Su esposa lo había abandonado en 1952.

Ida murió en los años 60 y sus restos fueron llevados a Panamá, en donde los enterraron junto a los de su padre. Isola sobrevivió hasta 1990. Esta se ganó el aprecio de cierta parte de la sociedad, pues era poetiza y, además, muy dadivosa con los pobres y la Iglesia. De hecho, cuando hizo su testamento, en 1988, dado que no tenía familiares, decidió dejar todos sus bienes a la Iglesia para que los distribuyera entre los pobres y una pequeña parte a su ama de llaves.

Sin que quedaran muy claras las circunstancias, en algún momento Isola cambió su testamento y decidió dejar toda su fortuna a su ama de llaves y a su secretario. A pesar de que las autoridades eclesiásticas solicitaron una investigación, los jueces dieron por válido el testamento.

Quizás esa hermosa residencia, que por algún tiempo fue ocupada por una discoteca y un recinto para eventos y, hoy, por bufetes de abogados, debería ser recordada como la primera casa del Dr. Moreno Cañas, más que por Matute Gómez. Pero, indudablemente, éste le dio mucha mayor exposición con su mal comportamiento.

Anuncios

, , , , ,

  1. #1 por FRancisco Escobar Abarca el 13 noviembre, 2011 - 5:28 PM

    Don Dennis, muchas gracias por este valioso esfuerzo. De niño mis padres compraron un lote “Meléndez” a su padre don Ramiro y ahi viví mi infancia. He sido buen amigo y gran admirador de su hermana doña Leda. Hace poco le solicite a doña Hilda Chen la direccion de doña Leda en Paris para escribirle y no pudo encontrarla. Mucho le agradecería que si usted la tiene, me la pudiera suministrar. Quizá es hora de que los costarricenses que la admiramos por su obra cientifica comparable con la deon Clodomiro Picado, le hagamos el homenaje que ella merece. Un saludo muy cordial y respetuoso.

    Francisco Escobar

    • #2 por Dennis Meléndez Howell el 16 noviembre, 2011 - 10:06 AM

      Con gusto Francisco. Siempre tuve noticias tuyas en mi familia, aunque nunca tuve la oportunidad de conocerte personalmente, pero siempre leo tus artículos en la prensa. La mejor forma de comunicarse con Leda es por correo electrónico. Actualmente está bastante enferma y está hospedada en la casa de unas monjas, quienes le ayudan. Te mandaré su dirección a tu correo.

  2. #3 por dam el 30 enero, 2012 - 10:21 PM

    Aún hay descendientes de Matute Gómez que viven en Curazao. Me gustaría que el autor escribiese sobre esa familia que vive allí.

    • #4 por Dennis Meléndez Howell el 5 febrero, 2012 - 4:44 AM

      Trataremos de investigar más. Pero en Costa Rica no hay mucha Información. Más bien, si tienes algunos datos interesantes que Aportarnos, te estaremos muy agradecidos. Gracias por tu comentario.

  3. #5 por Cristian Marín el 4 noviembre, 2014 - 2:09 PM

    Qué bueno, muchas gracias por compartir esos detalles de nuestra cultura.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: