Archivo para la categoría Costumbres y recuerdos

Ticos y nicas

ImagenA los costarricenses nos llaman ticos y es un apelativo que hemos asimilado con mucho cariño. Sobre el origen de este mote no parece haber mayor controversia.

Desde antes de la independencia, los nicaragüenses y, en general, los centroamericanos, siempre se referían a los habitantes de este último estado del Reino de Guatemala, como los costarricas, así como los del país del norte se hacían llamar los nicaraguas. En algunos casos, dependiendo de qué tan al sur de aquel país fueran oriundos, los nicaragüenses también nos llamaban “cartagos”, que era la forma en que los guanacastecos y puntarenenses se referían a los habitantes del Valle Central.

Leer el resto de esta entrada »

, , , ,

7 comentarios

Un café para Platón

Fernando Ubiergo Festival Juvenil de Primavera

En marzo  1977, me trasladé a vivir a Chile, como estudiante de posgrado. Eran tiempos difíciles en ese país y se vivía un ambiente incertidumbre y temor. Incluso, muchos sentían miedo, especialmente si de alguna manera habían  sido partidarios del anterior gobierno. Habían transcurrido menos de 3 años del golpe de estado, propiciado por las fuerzas armadas, encabezadas por el General Augusto Pinochet, en contra del socialista Salvador Allende.

Cuando tomé, junto con mi esposa, la decisión de ir a estudiar a ese país del Cono Sur, no pocos nos calificaron de insensatos. Leer el resto de esta entrada »

7 comentarios

Choricear

De acuerdo con el Diccionario de la Real Academia Española, “Choricear” es un verbo que significa “robar”, término que proviene del Caló (lengua gitana). Es probable que esta palabra,por esas cosas casuísticas del idioma, llegara al lenguaje cotidiano costarricense (m{as bien al pachuco), a partir de esta fuente. Sin embargo, siempre ha existido la versión de que en realidad es un término autóctono, y que por casualidad, coincide con la versión española. Seguidamente explico la versión que conozco.

Para quienes nos tocó la tarea, en nuestra infancia, de ser “chiquillo de los mandados”, nos viene a la memoria la imagen del carnicero del pueblo, con sus cuchillos afilados y desgastados por la chaira (afilador), el hacha clavada sobre la tuca en que se trozaban las piezas más duras y el infaltable serrucho para cortar el jarrete. Al fondo de la carnicería había una mesa de trabajo o moledero, con manchas viejas de sangre y uno que otro resto de carne o huesos, residuos de la actividad diaria.

Leer el resto de esta entrada »

, , , , , , ,

11 comentarios

El papá de Mariquita

Dennis Meléndez Howell
31 de diciembre de 2011

En todas las familias existen historias singulares que dan origen a dichos que adquieren un significado especial, aunque se circunscriba a un ámbito limitado. Uno de esos casos es la expresión que existía en mi familia, y creo que aún perdura entre muchos de los descendientes: “el papá de Mariquita”. Se le usa para describir a una persona torpe, alguien que, por querer arreglar o aclarar algo, termina empeorándolo o dejándolo inutilizable.

Leer el resto de esta entrada »

, ,

3 comentarios

Perra

En los años 50, todo el ganado que era traído al Valle Central, o Meseta Central, como se le llamaba entonces, para ser sacrificado y así abastecer de carne a la población, venía a veces de zonas tan alejadas como San Carlos o Guanacaste y era arriado, por varios días, hasta llegar a San José.

Como era de esperar, las reses sufrían una considerable pérdida de peso. Por lo tanto, antes de ser llevados a la plaza, que quedaba cerca del Matadero Municipal de San José, los hatos eran conducidos hasta unos potreros que quedaban en San Jerónimo de Desamparados, casi en el límite con Paso Ancho, a las orillas del río Tiribí, al otro lado del Potrero de los Padres. Allí los dejaban pastar por varios días para que recuperaran peso.

Leer el resto de esta entrada »

, ,

6 comentarios

Trinidad Arriola

Jorge Valdelomar Zúñiga

Querer es poder, reza el adagio popular. Siempre he creído que el factor volitivo – para usar una palabra cursi- es fundamental para vencer los obstáculos difíciles de la vida.

Las vueltas de la vida me llevaron a conocer a la familia Arriola, que floreció en el distrito de Ocaña de Desamparados,  cantón tercero de San José.

Leer el resto de esta entrada »

2 comentarios

La emblemática casa de Matute Gómez

Foto tomada de la página "Casa Matute"

Foto tomada de la página "Casa Matute"

Dennis Meléndez Howell
25 de setiembre de 2011

Quien viva en San José debe conocer un conjunto mínimo de puntos de referencia para poder orientarse en la ciudad. Si bien, las calles y avenidas están numeradas, al menos en el centro, pocos saben cómo llegar a la esquina de la avenida 10 o San Martín, con la calle 21. Pero si se habla de la casa de Matute Gómez es probable que se terminen las confusiones.

Esta magnífica edificación, de estilo ecléctico, que combina elementos modernistas y neoclásicos, con algunos rasgos neorrománicos, dichosamente ha sobrevivido a la voracidad de demolición del patrimonio arquitectónico del país. Fue construida a finales de la década de 1920, por encargo del Dr. Ricardo Moreno Cañas, afamado médico de amplio reconocimiento histórico en el país. Aparentemente, sus incursiones en la política costarricense, que lo llevaron a ser diputado en 1932 y reelecto en 1936, minaron sus finanzas, lo que le obligó a vender la propiedad a un acaudalado extranjero, quien, sin miramientos, pagó lo que aquel pedía.

Leer el resto de esta entrada »

, , , , ,

5 comentarios

Triunfo de científica costarricense en Francia

                                                                                                                                                   La Prensa Libre, 26 de agosto de 1968

La Dra. Leda María Meléndez Howell es una mujer joven, sencilla y muy modesta. Sus triunfos los hemos sabido por otras fuentes y si ha accedido a darnos datos sobre su estudio es pensando en el estímulo que su ejemplo pueda dar a la mujer costarricense y no por vanidad personal -que no la tiene.

Única con título de Doctora de Estado Francés

Descubrió un hongo que lleva su nombre. Vino como Jefe de Delegación Francesa a dar conferencias y buscar material de estudio.

¿Su deseo en C. R.? hallar hongos alucinógenos. Para los indios, el hongo era un Dios que les permitía adivinar muchas cosas  del futuro.

Por Inés Trejos de Steffen

Al hablarnos de un microscopio, nos imaginamos el que hemos tenido oportunidad de manipular, en el laboratorio del colegio o talvez, el que nuestro hermano mayor tenía para estudiar gotas de agua, alas de mariposa, o como algo extraordinario, algún bichito diminuto que mirábamos, a través del lente, con ojos horrorizados. Pero, el microscopio electrónico del que la Dra. Leda María Meléndez Howell está encargada, en París, en el Museo de Historia Natural, ocupa más de una habitación y aumenta la imagen hasta 700 mil veces.

Indudablemente que nos es lo mismo, como es diferente también y en una proporción grandiosa, el mérito obtenido por Leda María, la primera mujer que logra el título de doctora de Estado francés y única costarricense y quizás extranjera que lo tiene y que le permite trabajar en Francia. Los otros títulos, obtenidos por profesionales, en Francia, son para trabajar en el extranjero, pero no en suelo Francés. Es por ello que vale la pena destacar el hecho , tanto por ella –que, modesta como es- ha querido pasar desapercibida – como por las mujeres ticas , que verán en su ejemplo, un incentivo a sus luchas de mejoramiento constante.

Leer el resto de esta entrada »

, , , , , , , , , ,

4 comentarios

Científica costarricense reconocida en Europa

La primera mujer centroamericana con un doctorado de Estado en Franci

      Antes, la labor de los investigadores costarricenses no era tomada en cuenta en Europa, comenta  Leda María Meléndez Howell.

Leda María trabaja en el Centro Nacional de Investigaciones Científicas de París.

                                                                                                                                     La Nación, 3 de junio de 1976

Leer el resto de esta entrada »

, , , , , , , , ,

1 comentario

La julia

                                                                                                                                                                                                         Dennis Meléndez
                                                                                                                                         27 de agosto de 2011

Cuento esta historia tal como la he logrado reconstruir, a partir de retazos, entrevistando varias personas, algunas de las que dicen haber sido testigos de los hechos. El objetivo es desvirtuar la hipótesis de que el término “la julia” es costarricense.

Corrían los primeros años de la década de 1940, cuando don Luis Corella, afanoso emprendedor josefino, fue autorizado a operar una línea de autobuses entre el centro de San José y el sector de Plaza González Víquez, en el sureste de la capital. Aún la calle, que salía desde la Maternidad Carit hasta dicha plaza, era de piedra de canto rodado, por demás incómoda para transitar a pie o en cualquier vehículo.

Leer el resto de esta entrada »

, , , , ,

5 comentarios

Aquella vetusta Biblioteca Nacional

Luko Hilje Q. (luko@ice.co.cr)

Antigua Biblioteca Nacional – 1939

De entrada nomás, declaro que soy adicto. Asimismo, debo reconocer que el tipo de adicción de que padezco es incurable, ¡por fortuna!, de modo que superarla no me interesa y, más bien, de seguro la cultivaré siempre. Dónde empezó ese vicio, lo ignoro. Quizás fue en un hogar en el que nos faltaron muchas cosas materiales, pero nunca los libros, revistas ni periódicos.

Guardo como un verdadero tesoro el primer tomo, publicado en 1881, de un grande y bello libro intitulado “Historia Natural. Mamíferos”, del zoólogo alemán Alfred Edmund Brehm, el cual contiene más de 500 páginas de rica información, en papel brillante, con abundantes y excelentes dibujos. Mi abuela Ramona, quien siempre vivió con nosotros, lo había conservado por muchos años; en él está estampado el sello personal de Santiago Castro Arias, josefino que fungió como músico de la iglesia de mi natal Naranjo, y quien fuera su tercer esposo.

Leer el resto de esta entrada »

, , , ,

4 comentarios

Una historia con moraleja

Eugenio Rodríguez Vega
La Nación, 29 de agosto de 1968
Página 15

Eugenio Rodríguez Vega, Historiador

Cuando en 1962 la muchachita de Paso Ancho llegó al Aeropuerto de Orly, sintió que para ella empezaba la más extraordinaria aventura de su vida. Sola y pobre, con gesto decidido se dispuso a hacer frente a los obstáculos abrumadores que veía en el camino; en el horizonte se asomaba, casi inalcanzable, el Doctorado de Estado de la Universidad de París. Llegaba de un país pequeño a una gran nación, de un barrio de aldea al centro de la inteligencia de Europa. La muchachita iba sin cartas de recomendación, sin padrinos influyentes, sin amistades poderosas. Sólo la empujaba la firme voluntad de salir adelante, una inteligencia despejada y la suprema conciencia de su propio valer.

Cuando se llega desprovisto de “sésamos” diplomáticos, o sociales, o políticos, es tarea dura abrirse camino por sí mismo. Los escasos dólares de la beca tienen que multiplicarse en imaginativos cálculos; hay que desentenderse un poco de la nieve, de la lluvia y del sueño, pasando de largo sobre las tentaciones de la gran ciudad. Cuando se está sin influencias la superación solo puede lograrse al precio de muy heroicas renunciaciones. Pero la muchachita de Costa Rica estaba dispuesta a hacerlas. Cargando ella misma sus ropas de estudiante pobre, tomó el autobús del Aeropuerto y se metió en el mundo infinito de París.

Leer el resto de esta entrada »

, , , , ,

5 comentarios

Principales géneros musicales presentes en la música típica y folklórica costarricense

Recopilación: Dennis Meléndez
Setiembre 11, 2009
Portada del disco "Solo Marimba", de Mauricio Penagos

Portada del disco “Solo Marimba”, de Mauricio Penagos

La música costarricense, como es el caso de la mayoría de las manifestaciones culturales del país, es una mezcla de ritmos que llegaron de muchas partes. Dentro de los más antiguos, desde luego, están el vals, que adquirió, en la ciudad de Cartago sus propias características, lo mismo que la Mazurca y la Polka, ambos ritmos provenientes, de Europa, vía España (Cataluña).

Dada la conformación etnológica del país, han confluído todo tipo de ritmos los que, en la mayoría de los casos, se han mezclado y fusionado para dar origen a nuevas expresiones musicales, con sabor autóctono.  La influencia española fue abundante durante la colonia y los albores de la independencia, mientras que influencias de la música suramericana, especialmente de Colombia (cuando Panamá todavía era parte de ese país) llegaron hacia finales del SXIX. La influencia de los ritmos mexicanos fue relativamente tardía, en los albores del Siglo XX.

Según Alpírez, se pueden identificar cuatro regiones bien marcadas en donde se produce música folklórica: Guanacaste (guanacasteca), los Valles Centrales (aldeana), Limón (limonense), San Isidro de El General (generaleña).

Leer el resto de esta entrada »

139 comentarios

¡No seas tan clavo!

Dennis Meléndez Howell
26 de febrero de 2011

En todo Latinoamérica se usa la locución verbal “sacarse el clavo”. Creo que no hay que dar mucha explicación de su significado: simplemente es, o bien, vengarse de alguna ofensa recibida  o averiguar o confirmar algo que nos tenía con duda.

“Como en días pasados me dijo que yo era un gran vago, hoy me saqué el clavo y lo acusé de estar durmiendo en horas de trabajo”

“Finalmente me saqué el clavo y pude averiguar adónde es que va Lucía todas las noches”

Leer el resto de esta entrada »

3 comentarios

Manudos y liguistas

Dennis Meléndez
6 de febrero de 2011

Odilíe Mora de Chacón fue mi profesora de Estudios Sociales en mi primer año, en el Liceo de San José. Tenía una forma de contar la historia que cautivaba aún a los chiquillos más abstraídos. La siguiente es una historia que nos contó en una de sus clases, la cual trato de repetir, a grandes rasgos, con el riesgo de que mi imaginación traicione a mi memoria. Sirva a la vez, como un mínimo homenaje para ella, quizás la mejor profesora que tuve en mi vida.

Leer el resto de esta entrada »

, , , , , , ,

8 comentarios

La plancha de Rafela

Dennis Meléndez Howell
29  enero de 2011

Siempre siento orgullo de decir que nací y viví mi infancia en El Paso Ancho del Río Tiribí, en tiempos en que todavía era zona de potreros, de fincas de café, de ríos en donde aprendí a nadar y en que aún merodeaban algunos animales silvestres.

Leer el resto de esta entrada »

8 comentarios

¡Adelante, doña Vina!

Dennis Meléndez Howell
2 de enero de 2011

A mediados de 1959, fui abruptamente desarraigado del ambiente campesino en que me había criado y, trasladado a la, para mí, agresiva zona urbana, a Barrio México. Y es que, a principios de los 50, todavía el sur de Paso Ancho del Río Tiribí se podía considerar zona rural, donde abundaban los potreros y las fincas, y uno podía ir a bañarse a las pozas del Jorco o el Tiribí y a robar naranjas y mangos en los predios cercanos, incluyendo los del lado de San Rafael Abajo.

Leer el resto de esta entrada »

8 comentarios

¡Pura vida!

Dennis Meléndez Howell
2 de enero de 2011.

En los años 50, la identidad popular costarricense experimentó una de las mayores influencias de parte de la cultura mexicana, principalmente a través de la música y el cine. Estas manifestaciones culturales tuvieron mucha penetración en los estratos bajos y medios, y desplazaron radicalmente la influencia que tuvo, en los 40, el cine argentino. Claro que siempre le tocó competir con el cine estadounidense, con las películas de Tarzán, con Johnny Weissmuller, las de vaqueros del viejo oeste, como el Llanero Solitario, los Tres Chiflados y Abbott y Costello, y muchas otras. El cine azteca se consolidó en el mercado local, principalmente en los cines de barrio, con muchas películas que iban, desde las serias de Pedro Infante, María Félix o Jorge Negrete; las de charros, hasta las de los cómicos de la época: Tin Tan y Marcelo, Loco Valdez, Resortes, Clavillazo y desde luego, Cantinflas, que hicieron época en todo el país.

Leer el resto de esta entrada »

11 comentarios

La maría

Dennis Meléndez
2 de enero de 2011

En los años 40, aún circulaban en San José los coches y volantas tiradas por caballos, como medio principal de transporte de las familias adineradas y como vehículos de alquiler para que, quienes no poseyeran una, lo pudiesen rentar para una boda o una ocasión especial. El transporte de carga se hacía en carretas y carretones, con sus grandes y filosas ruedas que hacían de las calles verdaderas calamidades.

Leer el resto de esta entrada »

3 comentarios

El Virilla

    Dennis Meléndez Howell
   12 de diciembre de 2010

 

El río Virilla es el límite entre las cercanas provincias de Heredia y San José. El nombre de este río no deja de ser inusual, pues no corresponde a un nombre indígena ni a una palabra castiza o importada de otro idioma.

Hace unos días, mi amigo Rodrigo Matarrita, con algo menos de detalle, me relató esta historia:

Leer el resto de esta entrada »

Deja un comentario

¡Viendo pal ciprés!

   Dennis Meléndez Howell
   12 de diciembre de 2010

 

Amadeo Barrantes, vecino de San José de Alajuela, había conocido a Lola Arias, oriunda de Santa Bárbara de Heredia, el 26 de julio de 1924. Amadeo tenía, en ese entonces, 19 años de edad, mientras que Lola no llegaba a los 16.

Don Arturo, el papá de Lola, la había llevado, con su madre y sus seis hermanos menores, a las fiestas de San Joaquín de Flores, que eran famosas porque se habían convertido en el punto de encuentro social entre familias alajuelenses y heredianas. No fueron pocos los matrimonios que se concertaron en dicho lugar pues, como decía don Arturo, los matrimonios surgidos de un mismo pueblo, estaban malditos. –”Vea cuantos idiotas se han prohijado cuando se casan entre la misma parentela” – comentaba en la saca de don Simeón, en donde se reunían varios amigos a tomar contrabando, los domingos por la tarde. Y aunque no lo reconocía abiertamente, sentía que Lola ya estaba en edad de merecer.

Leer el resto de esta entrada »

13 comentarios

La “historia única” de Costa Rica

Guisselle Meléndez Herrera
Periodista

Chimamanda Adichie, escritora nigeriana, reconocida internacionalmente, advierte que si solo escuchamos una sola historia sobre una persona o país, correremos el riesgo de caer en una incomprensión grave.

Señala también que la creación de estereotipos sobre una persona o país son peligrosos, no solo por ser estrictamente falsas sino incompletas.

Leer el resto de esta entrada »

3 comentarios

San José: ciudad de grandes contrastes y subculturas

Guisselle Meléndez Herrera
Periodista 

¿A quién se le ocurre realizar una gira por algunos puntos de la ciudad de San José? Si en buena teoría, los que hemos nacido en esta capital, deberíamos conocer la ciudad de memoria, una gira, entonces estaría de más… bueno, al menos eso creía yo, quién he transitado año a año sus calles, sin reparar en lo que hay más allá de mis narices. Sin embargo, lo tuvimos que hacer debido a que era una tarea en el curso de sociología de la comunicación, y es mi deseo compartir con todos ustedes, lo que vi en mi querida ciudad capital.

Leer el resto de esta entrada »

1 comentario

¡La pura chapa!

Dennis Meléndez Howell
21 de octubre de 2010

Chapa es el nombre que se da en Costa Rica, y en otros países centroamericanos, a las corcholatas o “crowncorks” (que ya no deberían llamarse así pues el corcho que antes usaban tener, a manera de empaque, fue sustituido por una lámina de plástico) o, simplemente como las llaman en otros países, tapitas, y que se usan para cerrar las botellas de gaseosas o cervezas.

En los 50 y años anteriores, cada familia o negocio, principalmente en el campo, tenía que disponer de sus propios desechos, pues no existían servicios de recolección municipales. Por esto, era común que, en alguna parte del cerco, se hiciera un hueco de profundidad respetable para depositar allí la basura.

Leer el resto de esta entrada »

Deja un comentario

Petra

Dennis Meléndez Howell

Bogotá, 14 de marzo de 2010

La historia registra que Antonio “Tata” Pinto, un militar que apoyó a Braulio Carrillo en la guerra de 1842, y que, contrario a Vicente Villaseñor, se mantuvo fiel a Carrillo, mencionó en una de sus cartas la expresión “Sigue Petra con calentura”, lo que parece mostrar que este dicho es de larga data en el país. No se sabe en qué momento el pueblo le agregó una segunda parte: “y Juana con calambres”. Mi tía política, Guillermina Jiménez contaba una historia relacionada con estas expresiones, que trato de repetir tan fielmente como mi memoria me lo permite. Me parece una historia interesante para relatar.

Petra Ramona Dolores de la Trinidad González Ujueta era hija de un próspero importador de abastos y artículos ferreteros de la ciudad de Cartago. Nació hacia finales de siglo XIX, durante la primera administración de don Rafael Iglesias Castro, en los convulsos días en que a sangre y fuego, se reformó la Constitución de 1871, para lograr la reelección de don Rafael.

Leer el resto de esta entrada »

2 comentarios

Anécdotas estudiantiles de José Alberto Ramírez (Bigotes)

1. REMEMBRANZAS…

NOTA DEL EDITOR:

 José Alberto Ramírez, a quien cariñosamente le llamábamos Bigotes, fue mi compañero de estudio cuando estuvimos en la sección 5-2, en 1967, nuestro último año de educación secundaria, en el Liceo de San José, en Barrio México. Aunque muchas de las historias que él se ha propuesto contar pertenecen al grupo reducido de compañeros de aquel quinto año, por lo jocosas y bien relatadas, he querido ponerlas a disposición de los visitantes a esta página. Algunas aclaraciones circunstanciales son del editor. Espero con ello, no distorsionar la historias.

 Dennis Meléndez.

  Leer el resto de esta entrada »

1 comentario

Científica costarricense reconocida en Europa

La Nación, 3 de junio de 1976

LMMH La Nación, 3-06-76Cuando llegó a París, becada por la embajada de Francia en Costa Rica, Leda María Meléndez Howell era tan solo una frágil y tímida muchacha con muchos deseos de aprender. El primer día de clases en la Universidad, el profesor la miró despectivamente y comentó con su asistente: “Ella no va a durar aquí ni un mes”.

Pero las cosas no fueron así: hoy esa muchacha costarricense forma parte del Centro Nacional de Investigaciones Científicas de Francia, (CNRS) y depende de la Comisión de Biología y Fisiología Vegetales. Muy pocos investigadores del mundo pueden llegar a formar parte de esa entidad y los que logran entrar deben tener reconocidos méritos intelectuales.

Leer el resto de esta entrada »

13 comentarios

Boda cancelada

Almear guajiroMe dicen mis compañeros venezolanos que, en algunas regiones de la costa del Caribe de Venezuela, se llama almear a un rancho hecho de paredes de caña y el techo, de hojas imbricadas de palma. Los hay informales, pero otros son relativamente sofisticados.

Leer el resto de esta entrada »

5 comentarios

Moncho caca

LetrinasMiriam Esquivel

Antes de los años 60, lo usual era que en todas las casas hubiese escusados de hueco, o letrinas, de aquellos que tenían dos asientos, uno para niños y otro para adultos. En las casas pudientes se daban el lujo, a veces, de tenerlo en huecos separados.

Leer el resto de esta entrada »

1 comentario

Amarrar el perro

Este relato se basa en un hecho verídico. Los nombres de los personajes, lugares y otras circunstancias han sido cambiados, a propósito.

perro amarradoDon Manuel Quirós era uno de esos personajes pintorescos que hay en todo pueblo. A mediados de los 60, vivía en San Juan de Tibás, en una vieja casa de madera que había heredado de sus padres, la que tenía un frondoso jardín al frente y un único portón, de hierro forjado, rodeado de un seto alto de amapolas, que difícilmente dejaba ver hacia el interior. Contaban los vecinos que, a pesar de que era excéntrico y solitario, se le reconocía como de buena paga. Su esposa había muerto a finales de los 50 y no habían tenido hijos. En la casa, vivía únicamente él, con un sobrino, quien, en razón de su trabajo como agente viajero, pasaba poco tiempo allí. Como única fuente de ingresos tenía una pensión de Estado, por los muchísimos años que trabajó en el Ministerio de Transportes, como conductor de vagoneta.

Leer el resto de esta entrada »

4 comentarios

El Paso de la Vaca

vaca-movProbablemente para los más viejos, este relato es bien conocido y, de hecho, hay varias versiones. La presente es una versión que difiere, en circunstancias, de la que narra Fabio Baudrit (El Paso de la Vaca y otros cuentos). El cuento que sigue, más o menos, responde a la versión que se manejaba en mi casa en mis épocas infantiles, allá por los mediados de los 1950. Quiero simplemente recordarla para los mayores que lo han echado al olvido y que, las nuevas generaciones, se enteren de ella, si es que la desconocen. Se trata de la historia de porqué el Paso de la Vaca, se llama así. Leer el resto de esta entrada »

6 comentarios

Manual para dummies de cómo ubicarse en San José

Dedicado a Andrés Gamarra, quien ha dicho que “el oficio más difícil del mundo es ser cartero en San José”. El objetivo de este comentario es demostrarle que el asunto es a prueba de bobos.

Teatro NacionalMucho se ha escrito sobre las dificultades que tienen los extranjeros para ubicarse en San José, o en cualquier otra ciudad o pueblo de Costa Rica, por la manera tan particular que tenemos los ticos para dar las direcciones. Muchos se sienten perdidos en ese babel de puntos de referencia, cuadras, metros, varas, manos derechas o izquierdas, casas de alto, perros echados, carros viejos al frente, etc. Sin embargo, eso que parece algo absurdo, tiene una lógica intachable. Lo que pasa es que, para comprender ese sistema, solo es necesario seguir algunos principios básicos y sencillos, que no están escritos en ninguna parte, solo en la mente de los josefinos. Una vez entendido esto, se le iluminará el bombillo y podrá ir a cualquier parte, hasta sin ayuda. Aquí les detallo los fundamentos del sistema.

Leer el resto de esta entrada »

16 comentarios

Elogio de los tres chanchitos

Guillermo Barzuna Pérez

ThreeLittlePigsCon la gana que tenía de hablar de los tres Villalobos y viene y me tocan los tres chanchitos.

La verdad es que esos cochinitos no son adecuados para los aires que corren: demasiado gordos, de verdad “pasaditos de ricos” para estar a la moda. Además, han salido tanto en los anuncios de los almacenes y ferreterías por aquello de su manía de estar construyendo casa a cada rato…

Leer el resto de esta entrada »

Deja un comentario

¡Eso de llamarse Dennis!

2 de febrero de 2009

attachDesde qué tengo uso de conciencia, recuerdo, con poca nostalgia, cómo me incomodaba mi nombre.

Para mi era muy extraño que mis amigos de infancia se llamaran Víctor Hugo, Roy, Carlos Luis, Eduardo y hasta mi hermano mayor, Miguel Ángel.

Mi nombre me sonaba muy extraño, sobre todo porque la terminación no calzaba con las usuales, terminadas en “o”. Y aunque no terminara en “o”, ¿Por qué no llamarme Jorge, o Carlos, como mi abuelo?

Leer el resto de esta entrada »

,

29 comentarios

Hasta pegar con cerca

Autor: Guillermo Barzuna Pérez

30 de abril de 2008

Alambre de púasGuillermo Barzuna, asiduo colaborador de esta página, nos hace un entretenido recuento, en este artículo, sobre la peculiar forma que tenemos los ticos de dar las direcciones. En el centro de San José hay numeración de calles y avenidas, pero la gente prefiere usar como referencia La Catedral, el higuerón, el Bar Limón; el obelisco (que hace más de 60 años no existe), la Botica Solera (que nunca la conocí en operación) o donde mataron a Tinoco.

Leer el resto de esta entrada »

8 comentarios

¡Como pedirle a Dios!

Dennis Meléndez, 1 de abril de 2008

z_perpetuo_socorroSi algo me intrigó en mi niñez, y sobre todo en mi adolescencia, era un dicho que tenía mi mamá: Cuando le pedía un favor a alguien, o le mandaba insistentemente a un chiquillo hacer algo, y no lo hacía, se ponía muy brava y exclamaba, con los dientes apretados: “pedirle un favor a usted es ¡como pedirle a Dios!”.

Aquello me parecía muy contradictorio, porque si alguien le pedía a Dios, era ella. ¿Sería que sospechaba que sus ruegos al cielo eran como arar en el desierto? Porque, siendo chiquillo, ella me ponía a su lado cuando iba a hacer sus oraciones diarias.

La devoción a la virgen del Socorro

No hay duda que la mayor devoción que ella tenía era la virgen del Socorro. No en balde creo que muchos llevamos en nuestro nombre, la terminación “del Socorro”, que tanto me avergonzó en mi niñez.

Leer el resto de esta entrada »

2 comentarios

Ese nombre…¡Ni a un perro!

Autor: Guillermo Barzuna
8 de marzo de 2008

chi3Guillermo Barzuna nos da una semblanza de la creatividad (¡o falta de ella!) del tico para dar nombre a sus mascotas. Desde nombres irónicos o sarcásticos; hasta de personas.

Uno de los nombres más originales que escuché, fue el que Paquita Figueres puso a su mascota, cuando vivía entre Valparaíso y Viña del Mar, en Chile: “maje”.

Deja un comentario

El Duelo de la Patria

Dennis Meléndez, vivencia personal, 22 de enero de 2008

003 Popayán“El duelo de la patria” siempre me ponía triste. Cada viernes santo iba a Desamparados con mi hermano, Miguel, y mis amigos de barrio, Víctor Hugo Murguía y sus hermanos. De aquella época de infancia, siempre evoco la tristeza que me causaba el escuchar aquellas notas durante la procesión del Santo Entierro. Mi mamá nos contaba que había sido compuesta por el Maestro Chávez, en ocasión de los funerales de don Tomás Guardia. Y Víctor Hugo, infaltablemente, repetía sus tristes notas en nuestros juegos de iglesia, simulacros de Semana Santa, cantando “ere-res-tón!, ere-res-tón!”, mientras los menores cargábamos los santos, montados en andas, con caras hechas de lata de sardina y cuerpos de palo, vestidos de chuicas viejos.

Leer el resto de esta entrada »

4 comentarios

Una santa costarricense

Dennis Meléndez Howell,  Diario Extra, 30 de octubre de 2007

Flora BarbozaDesconozco cuáles son los mecanismos y, sobre todo, los criterios, con base en los cuales la Iglesia Católica designa los miembros del santoral. Recuerdo que, en mi niñez, por instancias de los padres dominicos de La Dolorosa, se intentó promover a beatitud, en la idea de que avanzara hacia la santidad, a una niña llamada Marisa. Ignoro si el proceso avanzó o se cebó para siempre.

Hace 5 años, el 5 de noviembre de 2002, falleció Flora Barboza. Ella, era todo un icono entre la gente pobre de Paso Ancho: profundamente religiosa, muy cercana a los oficios eclesiásticos y a los clérigos. Insigne rezadora, que no negaba un padrenuestro extra por el ánima de cualquier difunto, o por el alivio de las benditas almas del purgatorio. Quizás en esto, se ajustaba al modelo de una persona beata, de reconocida vida cristiana. Dirán algunos que eso no le daría méritos suficientes para ser elevada a los altares católicos.

Leer el resto de esta entrada »

Deja un comentario

Limpiar la mesa con papel…¡pleito seguro!

Recuerdo de mi vida: 28 de octubre de 2007

Mariposa negraLa gente tiene muchas supersticiones, las cuales se vuelven parte de su forma de ser. Durante mi infancia y adolescencia creí sinceramente en muchas de ellas. Pasar por debajo de una escalera, regar la sal,cruzarse con un gato negro son supersticiones universales. En mi casa, había otras, heredadas de nuestros ancestros, tales como sacudir los papeles antes de botarlos para evitar que se lleven la suerte o no limpiar la mesa con papel, para evitar pleitos familiares. En retrospectiva, esas supersticiones constituyen verdaderas anécdotas.

No me ha sido posible recordar, a qué época correspondían algunos cuentos que eran repetitivos en mi casa, pero que siempre me causaban escalofríos.

Deja un comentario

Si el Guanacaste no se hubiera anexado…..

Guillermo Barzuna

Árbol de guanacaste, que dio origen al nombre de la Provincia

Árbol de guanacaste, que dio origen al nombre de la Provincia

Las tanelas, el chimeme, el pinto guanacasteco( que es diferente), las rosquillas, la cuajada; son alimentos que el guanacasteco que vive en el Valle central añora..Desde el centro intermontano del país, el meseteño aprecia mas bien el mar, el sol, la gran sabana.

Los mapas del país muestran, al norte ,una franja de terreno que forma una especie de herradura, el lazo sabanero que dibuja la coexistencia de dos pueblos de origen similar. Parte del Guanacaste, Rivas, el Gran Lago Cocibolca y las tierras de Chontales.  Para nuestra suerte, esta región geográfica y cultural se dividió políticamente y el Partido de Nicoya se incorporó al territorio costarricense.

Leer el resto de esta entrada »

Deja un comentario