¡Qué camote!

batatas2¿Qué costarricense no ha escuchado la expresión “¡qué camote!”, y más específicamente, “¡qué camote el tuyo!”?

En el argot pachucho tico la palabra camote (del Náhuatl, camohtli) se le emplea de una manera muy peculiar, como equivalente a loco, sin ninguna relación aparente con el tubérculo que lleva ese nombre, el Ipamoea batatas Poir (Convolvulaceae), también conocido en otros países como batata (en Argentina); boniato (en el Caribe), chaco (en Venezuela), papa dulce (en Colombia) y sweet potato en Estados Unidos o, por error, yam (el verdadero yam debería corresponder al ñame o al ñampí).

Dejando de lado las explicaciones botánicas, en los últimos tiempos, el término camote ha sido especializado en Costa Rica como una expresión de rechazo, para decir, al interlocutor, que está hablando disparates (yeguadas, dirían los ticos): ¡eso que estás diciendo es un camote!, lo cual se interpreta en el sentido no de que está diciendo mentiras (como se le usa en Chile), sino más bien, equivocado.

Un significado, ligeramente diferente, es cuando se le usa para referirse a una persona excéntrica o despistada. “No le haga caso, ese mae es un camote. Siempre sale con unas varas que sólo él entiende” (traducción: no le haga caso a ese tipo, siempre tiene ocurrencias muy extrañas). En este sentido, creo, es que el ex rector de la Universidad de Costa Rica, Fernando Durán Ayanegui, adoptó Camote, como su seudónimo personal.

En otro sentido se le usa también para decir a una persona que se está comportando de manera abusiva o imprudente. “¿Cuál es el camote que te traés? Yo no te he dado permiso de entrar a esta choza” (traducción: no sea abusivo, yo no le he dado permiso de entrar a esta casa).

Y es que, originalmente, como se mencionó, esta expresión se acuñó para decir, de otra persona, que está loco o finge estarlo. Por ejemplo se puede decir: “Si ese mae cree que va a lograr brincarse esa zanja, está camote.”

¿Qué relación tiene el camote con los locos?

Me contó don Víctor Morúa, un agrónomo con quien trabajé en el IMAS, allá por 1975, en un proyecto de siembra de frijol de soya para Guanacaste, que él trabajó, a principios de los 60 para la Junta de Protección Social y estuvo a cargo del desarrollo de proyectos agropecuarios, en el Hospital Siquiátrico Chacón Paut, ubicado en San Ramón de Tres Ríos. Esto se hacía como parte de la terapia ocupacional que se les ofrecía a los enfermos mentales, allí internados, específicamente, el trabajo en la siembra de huertas.

Como se había comprobado que la zona en que está ubicado este hospital (o asilo como se llamaba entonces) es especialmente apta para el camote, se decidió hacer una siembra intensiva, no solo para consumo interno, sino para su comercialización en los mercados locales, y así allegar algunos recursos a los propios enfermos. En efecto, la producción de ese año fue enorme. Pero para desgracia del hospital, lo mismo sucedió a todos los agricultores que lo sembraron. Y como usa ser el calvario de los agricultores, dada la abundancia, el precio del tubérculo cayó por los suelos, al punto que ni siquiera cubría los costos de sacarlo a los mercados.

Así es que ese año, no hubo más remedio que intensificar el consumo del camote en la dieta de los enfermos, tanto del Chacón Paut como del Chapuí (en San José). A los loquitos se les daba a comer camote, mañana, tarde y noche. No se sabe si como una justificación casuística de los funcionarios hospitalarios, para disimular el fracaso, o por una interpretación antojadiza de la gente, surgió la especie de que el camote era bueno para la mente. ¡Claro, cómo no! La lógica decía que si los siquiatras se lo daban en los tres turnos a los pacientes, tenía que ser porque era bueno para que recuperaran la cordura (falacia de composición).

En consecuencia, no tardaron en surgir diversas expresiones que relacionaban el camote y la locura. Cuando alguien hacía algo incoherente o mostraba un comportamiento excéntrico, se le decía: “lo vamos a mandar a comer camote”, como equivalente a que se le iba a internar en el hospital siquiátrico.

De allí devino el término camote como sinónimo de loco y todas sus derivaciones.

Hay que aclarar, sin embargo, que en Costa Rica también se usa el término camote como “pegazón”, es decir cuando una persona se aficiona o se apega a algo o alguien con afición enfermiza. Cuando dos personas son muy amigas, se dice que se tienen un camote. Y desde luego, cuando se refiere a una amistad muy profunda entre hombres, mujeres o parejas mixtas, la expresión no necesariamente tiene sentido amoroso, aunque, se puede decir, de una pareja de novios, que están encamotados, es decir que quieren estar juntos todo el tiempo. De igual forma se puede decir de una persona tiene un camote con el fútbol, la religión, los juegos, el estudio, la televisión, etc.

Si bien uno podría inferir que podría tratarse de una relación de amor, amistad o afición enfermiza, lo que podría conducir a pensar que es un tipo de locura, y que por tanto es, también, una derivación de la acepción anterior, eso es puramente especulativo. De hecho, este sentido del término camote se le usa en Costa Rica desde hace muchos años (muchísimo antes que los 60), y no es exclusivo de este país.

Por ejemplo, según lo reporta el Diccionario de la Real Academia, en Chile, como se mencionó antes, se le usa para expresar una mentira o embuste, y también cosas como un asunto muy difícil y enredado; una persona cargante, pesada o fastidiosa; una piedra o terrón que se puede lanzar con la mano o que se puede rodar; y para referirse a  una persona tonta o boba, sentido este último, también usado en Honduras y Ecuador.

En México tiene connotaciones más bizarras, pues decirle camote a alguien equivale a llamarlo desvergonzado(a) o descarad(o), aparte de que es una forma vulgar de referirse al pene y un término despectivo para referirse a la (o el) amante o querida (o), última acepción que también tiene en Perú. En este último país, también se le usa para decir que alguien está enamorado (encamotado), mismo sentido en que se utiliza en Ecuador y Uruguay.

En El Salvador a una chichota, chichote o chichón (hinchazón dura  abultada o tumefacción) se le llama un camote.

Habrá que preguntar a los lingüistas si el verbo escamotear (robar o hacer trampa) proviene también de camote.

Si no te gustó: ¡qué camote!

 

Anuncios
  1. #1 por ANDRES GAMARRA el 7 septiembre, 2009 - 10:52 AM

    En el Perù,paìs con una gastronomìa reconocida internacionalmente,se le denomina, como tal, como CAMOTE ,”planta herbàcea de la familia de la Convolvulàceas,oriunda de Amèrica…Entre las principales variedades cultivadas en el Perù estàn el camote amarillo y el morado…èste tubèrculo se consume cocido en sopas y guisos,como el adobo…Es la clàsica guarniciòn del cebiche peruano,tambièn se presenta frito,acompañando a los chicharrones de cerdo o a modo de bocadito o snack……..Fue cultivado por las mas antiguas culturas precolombinas” texto extraido del Larousse de la Gastronomìa Peruana,autor Gastòn Acurio,2008.
    En el Perù el tèrmino camote es usado para hacer referencia al apego a algo o a alguien con la expresiòn “…le tiene un camote !!..” o “està encamotado” para expresar una situaciòn de enamoramiento.Y esto dirìa que debido a que el tubèrculo cocido u horneado es muy dulce y rico,del cual es difìcil de desprenderse o de pasarlo por alto .

    • #2 por Dennis Meléndez el 7 septiembre, 2009 - 9:50 PM

      Gracias Andrés por tu aporte,

      Efectivamente en ese mismo sentido se le usa en Costa Rica, y a lo que me dice don Mario, desde hace muchísimos años (uuuuuhhh). En Costa Rica prácticamente la variedad amarilla o blanca son desconocidas, y la más común es la de piel morada (aunque en su interior la carne es amarilla.

      Saludos,

      Dennis

    • #3 por Dennis Meléndez el 8 septiembre, 2009 - 8:35 AM

      Dr. Gamarra: me olvidé comentar sobre la interrelación en las lenguas indígenas del continente. En este caso, camote se usa en Perú y otros países suramericanos, señal de hasta adónde llegó la influencia linguística Náhuatl. De la misma manera, términos como cancha, del Quechua (de donde viene el famoso canchita) fueron adoptados en Centro América. No estábamos tan aislados. Y un detalle interesante, Costa Rica era la zona de unión entre las culturas americanas, pues era zona de paso para atravezar del Pacífico al Atlántico (si bien Panamá era más angosto, era mucho más difícil la selva allí, por lo pantanoso). De hecho, de la zona central de Costa Rica hacia el sur, dominaba las lenguas del Macrochibcha. Hacia el noroeste, las lenguas derivadas del Náhuatl.

  2. #4 por Mario Esquivel B. el 7 septiembre, 2009 - 11:31 AM

    En mi juventud me enamoré de una muchacha muy bonita, mi esposa actual y ella correspondió

    de igual manera, entonces queríamos vernos en la mañana, tarde y noche. Mi suegro, excelente per-

    sona, no comprendía la razón de tal enamoramiento y en una ocasión le dijo a su hija: que ese

    camote con ese muchacho ?.

    • #5 por Dennis Meléndez el 7 septiembre, 2009 - 9:47 PM

      Gracias don Mario,

      Eso entonces confirma mi sospecha de que, en ese sentido, el camote, camotero, o encamotarse, es un término de mucho más larga data.

      Saludos,

      Dennis

  3. #6 por Patricia Bravo el 7 septiembre, 2009 - 4:40 PM

    Estimado don Dennis:

    Como siempre un deleite leer su publicación.

    Aún cuando algo conocía de la relación del término “está camote” con locura , por la hostoria del Hospital Psiquiátrico, nunca había reparado en la posible conexión del término “están encamotados/as” con la locura por enamoramiento.

    Un abrazo!

    • #7 por Dennis Meléndez el 7 septiembre, 2009 - 9:42 PM

      Gracias Patricia,

      Más bien creo que ese era el sentido en que más se le utilizaba. No sé si recuerdas lo frecuentemente que se usa: “fulano de tal es un camotero”, para referirse a las personas que fácilmente se hacen amigos íntimos de otras personas, pero con la misma rapidez, se pelean con ellas.

      Saludos,

      Dennis

  4. #8 por Patricia Machuca el 8 septiembre, 2009 - 4:25 PM

    Hola Dennis:
    Efectivamente aquí en México se usa mucho refiriéndose al pene en expresiones vulgares y existen expresiones como “está tragando camote” refiriéndose a una persona que está distraida o “tenga camote” como no se le da nada a la persona.
    Saludos queretanos!!!!!

    • #9 por Dennis Meléndez Howell el 20 febrero, 2011 - 6:00 PM

      Gracias Patty por tu comentario. Es muy interesante cómo a través de comentar ciertas locuciones de nuestros países, se va uno ilustrando del diferente significado que tienen en otros. Vos siempre sos muy colaboradora con eso.

      • #10 por Patricia Machuca el 20 febrero, 2011 - 7:16 PM

        Dennis!!! ya veo que te estás poniendo al corriente y esto me hace pensar que ya te recuperaste bastante lo cual me alegra muchísimo.
        Déjame decirte que cuando llegamos a Durham nos dimos cuenta que al platicar con los amigos internacionales había muchas palabras diferentes pero que significaban lo mismo y que a muchas otras se les daba diferente significado, así que hay que tener cuidado con lo que uno dice en determinado lugar pero sobre todo aprender y divertirse. Un abrazo y saludos desde Querétaro, México!!! sí señor!!!!

      • #11 por Dennis Meléndez Howell el 21 febrero, 2011 - 12:37 PM

        Bueno, ya voy de regreso. Estoy a la espera de unos exámenes para que el doctor decida si me opera de nuevo.

  5. #12 por olman lopez ovares el 20 febrero, 2011 - 3:08 PM

    ¡Hola a todos! ¡Qué camote el mío!. Ya hace mucho rato que no escuchaba “qué camote”, pues hace como 15 años me vine para los Estados Unidos. Pero encontré esta página y qué gusto me dio; y ¡què camote! jajajajajaja Dios les bendiga.

    • #13 por Dennis Meléndez Howell el 20 febrero, 2011 - 6:02 PM

      Qué bien don Olman. Espero que si tenés alguna experiencia en particular qué comentar nos la hagas saber, o si te interesa algo en especial, quizás nos ayudés a recordar. Saludos,

  6. #14 por olman lopez ovares el 23 febrero, 2011 - 1:38 PM

    sr melendez queria preguntarle sabe usted si en tiquisia venden en casettes o dvd los programas de carmen ganados los de doña vina los de prematura en fin le agradesco cualquier informasion dios te vendiga

    • #15 por Dennis Meléndez Howell el 24 febrero, 2011 - 9:30 PM

      Olman: Lamentablemente nuestras discográficas son bastante omisas en rescatar este material. Entiendo que, en el Ministerio de Cultura hay una colección de grabaciones de tiempo atrás. Quizás allí tengan algo de eso, pero no he tenido tiempo de ir a darme una vueltita por ahí. Cuando lo haga, te cuento. Yo supongo que Radio Columbia y Radio Monumental deben tener mucho de ese material, pues recuerdo que, ya en los años 50, algunos de los programas los repetían, señal de que quedaban grabados. Lo único que tengo de Carmen Granados es un CD de sus canciones, que por pura casualidad encontré una vez creo que en La Universal de Plaza del Este. Con gusto te puedo ir pasando las canciones en MP3, una por una (pues si no, te saturo tu correo). Recuerdo que una vez grabó, allá por los añós 85 u 86, un disco con Lencho Salazar o con alguien de esos tiempos, sobre las Concherías de Aquileo J. Echeverría. Nunca lo pude conseguir. Así es que si sabés de ese disco o alguien que lea esto lo sabe, les agradeceré que me cuenten.

      • #16 por alexexander el 13 junio, 2012 - 11:01 PM

        igual ando a la tarea de encontrar esas grabaciones de concherias ojala para el día del padre que mi papa lo quería si se de algo te digo y si ya los tenes te agradezco

      • #17 por Dennis Meléndez Howell el 12 agosto, 2012 - 8:53 PM

        Gracias. Estaré a la expectativa.

  7. #18 por olman lopez ovaresH el 23 marzo, 2011 - 2:26 PM

    Hola, Sr. Meléndez. Muchas gracias y espero me puedas mandar cualquier cosa que tengas de Carmencita, a mi correo olmanlopez10@hotmail.com. Ymuchas gracias, que Dios te cuide.

    • #19 por Dennis Meléndez Howell el 25 marzo, 2011 - 9:00 PM

      Pues como te decía, tengo ese único CD. Te lo enviaré canción por canción pues me parece que si intentara enviártelo todo se te satura tu correo.

  8. #20 por olman lopez ovares el 23 marzo, 2011 - 2:28 PM

    Ah, le voy a preguntar a mami. Ella tiene mucho material de Radio Columbia, a ver si sabe de ese CD.

  9. #21 por olman lopez el 13 julio, 2011 - 2:27 PM

    Hola, Sr. Meléndez. ¿Cómo estás? No sé nada de usted, no sé cómo estás de salud. Si ves este link, avisame. Que Dios te bendiga.

    • #22 por Dennis Meléndez Howell el 25 julio, 2011 - 5:36 PM

      Don Olman,

      La operación de mi mano salió muy bien. Pero, por mis ocupaciones, no he tenido tiempo de incluir más historias. Tengo una casi lista de “la julia”, nombre con que en los años 40 se conocía a lo que hoy llaman “la perrera”, o sea el carro de policía para transportar reos. Hay una versión local, aunque investigando parece que el vocablo viene de Cuba.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: