¡Murió el Papa!, ¡viva el Papa!

 4 de marzo de 2005

Dios2Por fin murió el Papa….Llegaron a término sus sufrimientos y la angustia que reflejaba en su rostro, al menos tal como lo presentaban los medios de comunicación. Si creemos en Dios y si creemos que hay cielo (o algo parecido), ya a estas alturas su descanso ha llegado, con justo merecimiento.

Claro que cuando cualquier persona muere, solo vemos sus virtudes y creo que en estos momentos puede ser mezquino ponerse uno a encontrarle sus defectos. Pero también es cierto que la gente pasa por alto muchas cosas que hubiésemos esperado de este Papa.

No sé cuántos estarán de acuerdo conmigo, pero me parece que la Iglesia, bajo la dirección de Juan Pablo II, no salió nunca de su pensamiento medievalista y sigue siendo excesivamente conservadora, atrasada y autocrática. Lamentablemente se dice que el 90% de los cardenales fueron nombrados por Juan Pablo II y, al menos en el papel, probablemente los escogió dentro de la plétora de aquellos que le eran afín a su teología. Por lo tanto, es poco probable que el nuevo Papa sea más renovador y esté dispuesto a actualizar la iglesia a los tiempos modernos.

Pero definitivamente la Iglesia nos debe mucho para actualizarse. No sé si el Espíritu Santo así lo querrá o si no será tan cierto aquello de que él lo ilumina para tomar las decisiones.

Yo entiendo. Hay cosas en las cuales la Iglesia quizás no pueda cambiar su posición, al menos mientras la ciencia no demuestre algo más y por más que muchos creamos que sea más intransigencia que teología. Entre ellas quizás su política ante el aborto. Pero,  sí creo que debería flexibilizar un poco su política en este sentido, si bien no permitirlo abiertamente, pero ser mucho más compasiva con aquellas mujeres o parejas que por desesperación o por circunstancias ajenas a su control, tienen que recurrir a él. Y así como uno puede entender su posición respecto al aborto, quizás podría aceptarla en cuanto a su oposición respecto a los métodos contraconceptivos que sean abortivos.

Comprendo que la Iglesia no puede promover el suicidio como norma aceptable. Pero parece excesivamente rigurosa su posición de oponerse hasta sus últimos extremos a la eutanasia. ¿Cuánto sufrimiento experimenta una persona en terribles años de agonía en que lo único que desea es que su vida se acabe? ¿Es eso humanismo? ¿Es eso sensibilidad ante el dolor ajeno. ¿Y qué cuando se opone a la eliminación de los medios que mantienen artificialmente viva a una persona, como en el reciente caso de Terri Schiavo? 

Y quizás también pueda entender que existan algunas restricciones para el divorcio. Pero cuando un matrimonio daña a los cónyuges o a los hijos ¿qué sentido tiene sostenerlo a la fuerza, muchas veces en contra del amor, engendrando odio y más odio y creando un infierno en vida para los esposos y sobre todo, para los hijos?…No estoy de acuerdo en que sea algo que se pueda optar a través de un dispensador automático, pero de allí a su prohibición total, es un crimen de lesa humanidad. Y mucho menos cuando se recurre tan frecuentemente al expediente de la “anulación matrimonial”, a lo cual solo unos cuantos y poderosos pueden acceder.

Pero hay cosas en la cuales me parece que hay más capricho que fundamento moral. ¿Qué fundamento teológico hay en la prohibición del uso del condón, como anticonceptivo o simplemente como profiláctico?. Puede ser la iglesia se oponga a las relaciones extramaritales, pero eso no tiene nada que ver con el hecho de que el condón pueda servir, aunque sea para reducir el riesgo del sida. Parece una posición impertinente y hasta cruel. ¿Cómo se puede moralmente justificar que se lance una campaña en África en contra del condón, cuando en este continente un porcentaje muy alto de la población está infectado?. Lo peor son las acusaciones directas o subliminales que de vez en cuando se lanzan (como le oí un día de estos a un cardenal africano negro), respecto a que muchos de los enfermos de sida, padecen la carga de su pecado y por lo tanto, la enfermedad es simplemente pagar una penitencia por sus malas acciones.

¿Qué fundamento teológico hay para oponerse al control de la natalidad per se? ¿Cómo es posible que la iglesia prefiera que se traigan hijos indeseados al mundo a sufrir y a padecer, a convertirse en lacras sociales y piltrafas humanas, en delincuentes, en desnutridos, en hambrientos?….eso no me cabe en la cabeza…Claro, dice la Iglesia, basta con la abstinencia, como si fuese tan fácil y sencillo.

¿Cómo puede la iglesia tener una posición tan simplista ante el homosexualismo, si bien se sabe que ni los homosexuales son pervertidos per se, ni su condición es simplemente una desviación como se le quiere presentar?. Los homosexuales son diferentes en sus preferencias a los heterosexuales y punto. Así como uno tiene preferencias innatas por ciertas cosas, los homosexuales las tienen en la escogencia de sus parejas. Así como hay heterosexuales pecadores, promiscuos, aberrados y enfermos, también hay homosexuales que lo son. Pero son cosas independientes.

 ¿Con qué fundamento teológico se puede excluir a las mujeres del sacerdocio?….qué terrible cuando este Papa (que en paz descanse y que mis palabras no lo perturben en su sueño eterno) da como único argumento en contra del sacerdocio de las mujeres el hecho de que, según él, Jesucristo no hizo sacerdotisa a su madre y que eso es una indicación de que no quería que las mujeres lo fueran. ¡Qué silogismo más extraño para una persona tan culta!. Hasta donde tengo entendido, más bien en los primeros años de la Iglesia primitiva, quienes presidían la partición del pan, en la familia, eran las madres….ellas eran quienes oficiaban la misa…

Y lo más aberrante de todo, en mi concepto, el celibato. El ser humano es sexual. Habrá unos pocos cuyas hormonas están disminuidas y por lo tanto el sexo no les hace falta. Pero la atracción entre los seres humanos (de diferente o del mismo sexo) es una condición natural e innata. Es una necesidad como el comer y el dormir. Es cierto que Dios no hizo del sexo una necesidad vital, que se puede manejar con suficiente fuerza de voluntad. Pero de allí asumir que todos los curas automáticamente se van a ver libres de presiones libidinosas es una fantasía. Por eso se producen tantas desviaciones y atrocidades en los curas: de allí salen los pederastas y los violadores. Está bien, aceptemos que habrá muchos que quieran hacer del celibato una virtud y su norma de vida. Pero esa no es una condición ni necesaria ni deseable para todos. ¿porqué no permitir que exista la opción?. Que aquellos que quieran el celibato, opten por él. Pero aquellos que no puedan sostenerlo o no lo deseen, que puedan renunciar a él sin que eso les signifique su expulsión del sacerdocio. Claro, dirían algunos, falta por resolver el dilema que dio origen a esta norma en el siglo X: la cuestión de las herencias.

La iglesia católica no está preparada para romper esos tabúes. Y desdichadamente no se ve que lo vaya a estar en el próximo papado…

Mil perdones si de alguna manera ofendo su fe o sus creencias y mucho más tratándose de momentos en que el cuerpo del Papa aún no está frío.

Anuncios
  1. #1 por olman lopez ovares el 23 febrero, 2011 - 10:36 AM

    Hola, Sr. Meléndez. Esta bien que usted pida disculpas, por si alguien se ofende. Es cuestión de entendimiento, pero no es mi caso. Yo tengo una forma muy distinta de ver a la iglesia católica. Para mí, es la alcahueta más grande de todos los tiempos. Es la única iglesia en que se puede hacer de todo y, cada domingo, tenemos quien nos limpie el alma. Esa es mi opinión y también pido disculpas si ofende a alguien. Que Dios los bendiga.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: